lunes, 23 de septiembre de 2013

INNOVACIÓN EDUCATIVA.- Conceptualizaciones y Guia de Proyectos de Innovación. texto completo

APROXIMACIONES CONCEPTUALES DE INNOVACIÓN
“Cuando se innova, se corre el riesgo de cometer errores. Es mejor admitirlo rápidamente y continuar con otra innovación.” - Steve Jobs

1.1. EVOLUCIÓN DE LOS CONCEPTOS DE INNOVACIÓN
Muchos son los especialistas y autores que han conceptualizado la evolución del término de innovación a lo largo de la historia hasta los tiempos actuales del siglo XXI, que mencionaremos a algunos de ellos.
Innovación, significa literalmente "novedad" o "renovación". El término innovar etimológicamente proviene del latín innovare, innovatio, que quiere decir, cambiar, alterar las cosas introduciendo novedades.
Según Rivas Navarro (2000) :
• Innovación proviene del latín “innovatio”
• Novus: novo, novitas, novis, renovo, renovatio, renovator, innovo e innavatio.
• Novo (novare) = innovar y renovar. Del español; Nuevo: novar, renovar, innovar, novación, renovación, innovación, novedad, novador, renovador, innovador, novel y otros.
• Lexema -nov- que denota “novedad “ “algo nuevo”
Según el criterio de la Academia, el prefijo in-, de origen latino, en su primera acepción equivales a: en, adentro, dentro de, al interior. Por consiguiente, el prefijo in- aporta al lexema base –nov- un sentido de interioridad, es como introducción de algo nuevo proveniente del exterior; sea como obtención o extracción de algo, que resulta nuevo, a partir del interior de una realidad determinada. Innovación seria, entonces tanto el ingreso de algo nuevo, dentro de una realidad preexistente.
En consecuencia, podemos afirmar que la innovación es una realización motivada desde fuera o dentro de la Institución Educativa que tiene la intención de un cambio, transformación o mejora de la realidad existente que generalmente son problemas en los diversos aspectos y procesos de la educación; para la cual la actividad creativa entra en proceso de acciones planificadas de comunicar algo nuevo o de solucionar.
A lo largo de la historia la innovación como fenómeno económico es propia del modo de producción, que no puede ser ubicada en un solo campo, siendo el de la economía en el cual se encuadra mejor. Desde este enfoque económico se señala que la innovación es el proceso de integración de la tecnología existente y los inventos para crear o mejorar un producto, un proceso o un sistema. Que se puede considerar que la innovación es la selección, organización y utilización creativa de los recursos humanos y materiales en conquista de resultados óptimos respecto a los objetivos y metas planteados en una empresa.
La mayoría de los estudiosos, en este campo han coincidido que es un proceso que conlleva a introducir: nuevos productos, procesos, servicios, técnicas de gestión y organización.
García Córdoba (2005) puntualiza que “es un modo de hacer las cosas distinto, producto de nuevas combinaciones, que influye significativamente en lo económico, que no sólo se aplica a la industria, sino también a la sociedad y la cultura”
Para la IBM (2004) en España, la innovación resulta fundamental para su desarrollo como país y se expone como: “es la aplicación de la invención a la satisfacción de las necesidades de los ciudadanos, de las empresas y del conjunto de la sociedad, consiste en la integración de los nuevos desarrollos y su utilización para resolver problemas”.
La innovación según Robbins (1993) "es una idea nueva para iniciar o mejorar un producto, proceso o servicio (...) el concepto de innovación también abarca tecnología para procesos nuevos de producción, estructuras o sistemas administrativos, nuevos planes o programas nuevos para los miembros de la organización"
Peter Drucker (1999) señala que: “la innovación ya no es vista como un producto, sino como un proceso concebido desde un modelo empresarial novedoso, ingeniados en aquellos nodos de la cadena de producción sectorial estratégica, necesarias para la competitividad en las organizaciones”.
La innovación, según el Diccionario de la Real Academia, citado en Wikipedia: “es la creación o modificación de un producto, y su introducción en un mercado. Un aspecto esencial de la innovación es su aplicación exitosa de forma comercial. No sólo hay que inventar algo, sino, por ejemplo, introducirlo y difundirlo en el mercado para que la gente pueda disfrutar de ello.”
Otro concepto que se incluye en la definición de innovación, es el papel de la tecnología de la información y la comunicación (TIC) con la gestión de recursos humanos; pero vista la tecnología no como un fin sino como un medio para alcanzar los objetivos. La época actual es testigo de la innovación educativa, mayormente a causa del desarrollo tecnológico imperante en la sociedad. Las técnicas de planificación y de diseño curricular siguen un modelo que es producto de los cambios sociales. El desarrollo tecnológico en informática y comunicaciones ha contribuido a la generación de múltiples innovaciones didácticas y metodológicas con una redefinición pedagógica.
Desde estas perspectivas, la innovación puede abarcar entonces varias áreas de trabajo a saber: mejoras tecnológicas, mejora de procesos, cambios en productos, nuevos enfoques de marketing, nuevas formas de distribución, entre otros. Además, de ser vista como proceso implica diversas etapas, que se inician desde la concepción de la “idea o creación”, hasta la investigación, desarrollo, producción y comercialización.
La innovación está asociada a otros términos como, renovación o reforma de significados amplios y extensos. Así a difusión o adopción de significados restringidos en momentos específicos del proceso de innovación. También está en relación con el cambio, es el término común utilizado como alteración, modificación, mutación, transformación o mejora. Por lo tanto, cualquier innovación introduce novedades que provocan cambios; esos cambios pueden ser drásticos (se deja de hacer las cosas como se hacían antes para hacerlas de otra forma) o progresivos (se hacen de forma parecida pero introduciendo alguna novedad); en cualquier caso el cambio siempre mejora lo cambiado. Es decir, la innovación sirve para mejorar algo en un contexto determinado, estas relaciones de innovación y otros términos lo veremos más adelante.
Por otro lado, Jaume Carbonell (2001) afirma que: “Existe una definición bastante aceptable y aceptada que define la innovación como una serie de intervenciones, decisiones y procesos, con cierto grado de intencionalidad y sistematización, que tratan de modificar actitudes, ideas, culturas, contenidos, modelos y prácticas pedagógicas. Y, a su vez, de introducir en una línea renovadora, nuevos proyectos y programas, materiales curriculares, estrategias de enseñanza y aprendizaje, modelos didácticos y otra forma de organizar y gestionar el currículum, el centro y la dinámica del aula”.
Carlos Carcelén Reluz citando a Carbonell, quién afirma “La innovación es como un largo viaje o trayecto que se detiene a contemplar la vida en las aulas, la organización de los centros, la dinámica de la comunidad educativa y la cultura profesional del profesorado. Su propósito es alterar la realidad vigente, modificando concepciones y actitudes, alterando métodos e intervenciones y mejorando o transformando, según los casos, los procesos de enseñanza y aprendizaje. La innovación, por tanto, va asociada al cambio y tiene un componente -explícito u oculto- ideológico, cognitivo, ético y afectivo”.
Por tanto la palabra innovación se designa a la actividad de innovar algo creado o ideado, por la que se conduce el proceso de acción mediante la difusión para la incorporación de mejorar algo nuevo en un contexto determinado. El ciclo de la innovación se recoge en la Figura 1 y muestra la interconexión existente entre la idea de mejorar, la acción de llevarla a cabo y la difusión de la mejora o del cambio alcanzado.
FIGURA 1: Ciclo de la innovación
En otros términos educativos en el desempeño del docente, podemos afirmar que la innovación es una transformación en un campo determinado, entonces la innovación surge en el momento en que vamos a modificar algo; después de una serie de aspectos y procedimientos que se pongan en práctica o también de propiciar ambientes favorables para el desarrollo del cambio o mejora en el buen desempeño de la docencia.
Sin lugar a dudas, podemos afirmar que la innovación como categoría de aproximaciones conceptual tiene un origen impreciso y un carácter polisémico.
1.2. INNOVACIÓN Y OTRAS ACEPCIONES RELACIONADAS
La Transformación, creatividad, idear, crear, renovación, cambio, mejora, novedad, reforma y la innovación, en las instituciones como en las prácticas educativas han tenido en las últimas décadas un extenso tratamiento tanto desde la investigación como desde su conceptualización. Una innovación está relacionada con los términos cambio, mejora y reforma, pero no son sinónimos. Sin embargo, es preciso aclarar que están lejanos de encontrar consensos sobre el tema.
En la figura la relación asociada a innovación con otras acepciones por su carácter polisémico
FIGURA 2: Diversas acepciones relacionadas a innovación
1.2.1. CAMBIO, MEJORA, NOVEDAD E INNOVACIÓN
La idea del sentido del cambio supone ineludiblemente algún grado de reflexión sobre sus finalidades, el cambio comprende a la innovación, es decir que la innovación es un cambio con intención de mejora, ya que hay cambios que no se realizan de manera intencionada y también hay cambios que producen empeoramientos. La relación entre mejora e innovación está delimitada por el hecho de que hay mejoras que pueden ser el resultado de una conjunción de casualidades sin un propósito de cambiar para bien. Cambio es un concepto más descriptivo y de uso más genérico que permite alteraciones en una estructura o formas en diferentes niveles, sin implicar una valoración cualitativa sobre el sentido de ese cambio.
El cambio está presente en la educación, más ahora aún en este tiempo de la globalización de la información y de la comunicación, con el avance tecnológico, que facilita la utilización del internet, equipos multimedia y adquisición de diversos aparatos y dispositivos de última generación; en tiempo real a los estudiantes.
Algunos autores destacan, en la noción de cambio educativo, la alteración de las prácticas vigentes, sin aludir sólo a los cambios estructurales o formales. En esta última acepción, puede superponerse con el concepto de mejora, el cual inevitablemente presenta un componente valorativo porque remite a cambios deseables en el nivel de las prácticas del aula como de las instituciones educativas.
Moreno Bayardo (1995) , considera a “la innovación como acumulación de una variedad de cambios, cuyo efecto total es una mejora del sistema educativo en su conjunto, habrá que considerar que, la mera acumulación de cambios, difícilmente traerá como consecuencia una innovación; se requeriría en todo caso, que cada uno de los cambios introduzca elementos nuevos que produzcan mejoras, y además, que los diversos cambios que están ocurriendo, apunten hacia objetivos comunes o complementarios.”.
Además citando a Wesley quién distingue tres tipos de procesos de cambio en una innovación educativa:
1. Acumulación de una variedad de cambios, algunos pequeños y otros de mayor amplitud que van desde la introducción de un nuevo tipo de material didáctico hasta la transformación de los sistemas de formación docente. Estos cambios se desarrollan lentamente y provocan una mejora paulatina del sistema educativo en su conjunto.
2. Cambios que se desarrollan desde la base. Los involucrados en el sistema educativo son quienes generan nuevas ideas, las cuales son transformadas e incorporadas de acuerdo con sus normas y prácticas.
3. Cambios a partir de decisiones de autoridad. Una autoridad de gobierno decide adoptar una nueva idea y dicta las instrucciones y modifica los reglamentos necesarios para llevarlos a cabo.
Estos cambios pueden presentarse en diversos momentos de una innovación. No son, desde luego excluyentes.
La innovación es un cambio que lleva a una mejora del sistema educativo, pero no se trata de cambios descontextualizados; hay un marco teórico que sustenta y orienta tales cambios. Los cambios que ocurren en la innovación introducen elementos nuevos que producen mejoras y apuntan hacia el logro de objetivos y metas.
Estableciéndose, que la innovación significa la introducción de algo nuevo o novedad que produce mejora, el hecho de pasar de lo que se tenía antes, a un estado de mejoría, esto presupone la presencia de un cambio. Sin embargo, no puede afirmarse que todo cambio sea una innovación, un cambio puede ocurrir incluso de manera no deliberada como consecuencia de la intervención de múltiples factores en una situación determinada, como la sustitución, alteración, adición, reestructuración, eliminación o reforzamiento, de algún aspecto.
Finalmente, una innovación, para ser considerada como tal, necesita ser duradera, tener un alto índice de utilización y estar relacionada con mejoras sustanciales de la práctica profesional, en este caso del docente; quién establecerá la diferencia entre simples novedades, o cambios superficiales, de una auténtica innovación. Sobre todo en la innovación educativa la novedad que involucra a un conjunto de actores que integran una institución educativa o a una comunidad que incluya a la institución; por lo que la configuración novedosa de recursos, repercusiones de las propuestas educativas de un sistema o institución educativa deben estar orientados a producir mejoras en su contexto.
Innovación, connota necesariamente una valoración cualitativa dado que generalmente adopta un sentido positivo. En otros términos, no todo cambio supone una innovación, pero toda innovación lo implica necesariamente.
Por otra parte, Blanco y Messina (2000) para dar cuenta de las dificultades que implica conceptualizar una innovación, coincide en que se trata de: “un concepto que tiene un enorme grado de relatividad por diferentes razones. En primer lugar, la innovación no es aséptica ni neutra, ya que está condicionada por posicionamientos políticos, sociales, culturales y epistemológicos, de tal forma que lo que es innovador para una persona o grupo no lo es para otros. La percepción de lo que es o no innovador depende de la perspectiva y de las representaciones o concepciones de los distintos sujetos involucrados respecto de la educación, la escuela, la enseñanza, el aprendizaje, el sujeto que se quiere formar, la sociedad, la cultura, etc. En segundo lugar, las innovaciones no son “ahistóricas” sino que se definen en función del contexto y del tiempo, de tal forma que lo que en un contexto puede ser innovador, no lo es en otro, y lo que en un momento fue innovador en un determinado contexto puede dejar de serlo al convertirse en rutina. Toda innovación se realiza en reacción a una situación determinada que se quiere transformar, y lo nuevo se define en relación con lo anterior; lo que es innovación en un país o escuela es tradición en otra. Por último, la relatividad de la innovación se expresa en el hecho de que depende de la sociedad, cuyas demandas intenta satisfacer y, al mismo tiempo, está condicionada por el sistema educativo y social en el que está inscripta”
En términos generales, las relaciones de innovación, que hemos definido suponen entonces, las ideas de cambio, alteración, de novedad y mejora. A lo cual cabe agregar las nociones de intencionalidad y planificación para la introducción de los cambios y mejoras, para una transformación profunda en una estructura de un contexto determinado.
1.2.2. CREATIVIDAD E INNOVACIÓN
La creatividad ha existido desde siempre, asociada a la habilidad y capacidad del ser humano, por lo tanto, vinculada a su propia naturaleza para crear y producir cosas nuevas como valiosas; como también está relacionada a la capacidad para resolver problemas de manera original. Tal es así, que la creatividad está relacionada con la innovación en tanto se necesiten ideas, actitudes, enfoques y procesos nuevos para darle forma a una innovación intencionada y planificada.
De la torre (1997) , por su parte, comenta que innovación y creatividad son dos conceptos que reflejan procesos transformadores y valiosos para la sociedad. “No es posible explicar el progreso humano, el avance científico, los descubrimientos o las pequeñas mejoras al margen del poder creativo e innovador de las personas y los grupos. Son conceptos interrelacionados” y más adelante dice: “No todos los creadores son innovadores, pero todos los innovadores ponen a prueba su creatividad al generar y llevar a término algún cambio en la realidad (…) Quién produce una obra es creativo; quién promueve instrumentos intelectuales o materiales que pueden ser difundidos y utilizados por otros es creativo-innovador (…) La innovación tiene que ver pues, con el campo de las ideas aplicadas que aportan alguna novedad difundida y aceptada por cierta comunidad humana.”
Creatividad e Innovación son dos conceptos con muchos elementos en común, por lo que los estudios sobre creatividad ayudan a comprender mejor los de innovación y viceversa; puesto que, ambos suponen la aportan algo nuevo y valioso en la realidad existente. Son procesos de transformación que contribuyen al crecimiento personal y social, las innovaciones tiene su base en actitudes creativas de las personas o instituciones que aportan algo nuevo.
Csikszentmihalyi Mihalyi (1998) propone que “la creatividad es cualquier acto, idea o producto que cambia un dominio ya existente, o lo transforma en uno nuevo. Y por ende, la persona creativa es alguien cuyos pensamientos y actos cambian un dominio o establecen un nuevo dominio” además afirma que “la creatividad es un proceso por el cual dentro de la cultura resulta modificado un campo simbólico – una tradición. (…) es un tipo de actividad mental que se produce en la interacción entre los pensamientos de una persona y un contexto sociocultural. Es un fenómeno sistémico. (…)”
El dominio es un ámbito que corresponde al grupo de personas que validarán o rechazarán toda nueva propuesta como creativa. Este grupo establece las condiciones que facilitan o dificultan el desarrollo de la creatividad en las personas. En el caso de una institución educativa, sus funcionarios, profesores y personal de apoyo a la docencia tienen responsabilidad diversa en el fomento de un ambiente propicio para la creatividad entre los docentes y entre los estudiantes.
En general la creatividad ha sido identificada como una condición básica para generar innovación y cambio, un punto de partida preferentemente vinculada a las características personales de los individuos. De esta forma, la innovación se convierte en un proceso dinámico de cambios específicos y novedosos que tiene como resultado el crecimiento personal, institucional y social. En la innovación se destaca el lado institucional y social de la creatividad.
De la Torre (2003) “Igualmente existe un relativo consenso respecto a definir la Creatividad como una capacidad o potencial humano para generar ideas nuevas, dentro de un marco de valores y comunicarlas.”
Dentro de un contexto social que demanda y requiere de creatividad para generar cambios. Por lo que actualmente el concepto se encuentra asociado tanto a componentes de carácter psicológico
Es a partir de una actitud creativa como surgen los cambios planeados que llevan a una modificación, a veces sustancial, de lo existente a una nueva situación con más ventajas que inconvenientes. Aunque las personas creativas tienen una motivación propia para desarrollar sus ideas, es importante que tengan el reconocimiento de sus esfuerzos por parte de la comunidad educativa y su difusión o divulgación de los conocimientos o productos, en su entorno.
1.2.3. DIFUSIÓN, ADOPCIÓN E INNOVACIÓN
El término difusión, es uso frecuente en lo que se refiere a innovación; es el proceso de propagación o divulgación de conocimientos, actitudes, procesos, novedades, cambios, mejoras, etc. Las investigaciones, los proyectos, los resultados productos de las expe¬riencias escolares no tendrían posibilidades de convertirse en innovaciones educati¬vas operantes si no fuesen difundidas entre los profesionales de la educación.
Rivas Navarro (2000) señala “La innovación educativa no es un fenómeno natural que se difunda espontáneamente; se trata de una construcción social que requiere actuaciones intencionales”.
Además Rogers Everett (1995) define la difusión como “el proceso mediante el cual una innovación es comunicada en el tiempo y difundida por determinados canales, entre los miembros de un sistema social”
Es decir, La difusión se considera como una forma de comunicación social de los resultados los mensajes están encargados de difundir nuevas ideas. Mediante procesos y canales de comunicación, a través del tiempo; por lo que las innovaciones se difun¬den, expanden y llegan al conocimiento de los innovadores potenciales, que pueden adoptarlas o rechazarlas.
La palabra adopción es también de uso frecuente para la valoración de la innovación. Al respecto haciendo una vinculación entre difusión y adopción Rivas Navarro (2000) afirma que “Entre difusión y adopción existe una estrecha vinculación de carácter secuencial. Tras la difusión se inicia un proceso que concluye con la adopción de la innovación. Es bien conocido el modelo de las cinco fases sucesivas: conoci-miento, interés, valoración, ensayo y adopción”.
Finalmente podemos considerar como un ciclo hasta desde su formación o creación hasta la aceptación de la innovación por el medio social. Everett Rogers, define el ciclo de la “innovación/adopción/aceptación” para una técnica, o para un nuevo producto o servicio. Es decir como el conjunto de pasos o procesos que van desde la idea de innovar en un contexto determinado de un bien o producto; hasta la consolidación de la misma, pasando por el proceso de difusión y su respectiva adopción, como vinculación secuencial por un medio social; quienes se encargaran de su aceptación o de su rechazo.
1.2.4. CALIDAD E INNOVACIÓN
El diccionario de la Real Academia, en cuando a calidad se refiere al valor intrínseco de una cosa o al valor relativo que resulta de compararlas con otras de su misma categoría; calidad significa bondad, nobleza de cualidades morales. En consecuencia, decimos que “algo” tiene calidad cuando posee valores positivos importantes, atributo integral, resultado de una síntesis de los componentes y procesos que lo producen y lo distinguen; lo cual no es absoluto, sus propiedades se expresan en tiempo y su devenir en un contexto; además, que reúne un conjunto de propiedades que lo hace mejor que otros de su clase.
Las organizaciones pretenden cada día estar a la vanguardia en sus respectivos ámbitos productivos, científicos o profesionales están prestando mayor atención a la calidad, por ser en la actualidad un elemento fundamental para la satisfacción de los clientes y lograr mayores niveles de competitividad.
La relación entre la innovación con la calidad se ha fortalecido, incorporando nuevos significados sobre todo en la innovación educativa que incluyen los aprendizajes desde múltiples dimensiones respecto a los estudiantes, de acuerdo a indicadores internos o externos, el nivel del profesionalismo de los docentes y los directivos; la racionalización de los recursos materiales o económicos, entre otros. Los indicadores como demandas externas generan una tensión con las prácticas internas de las instituciones; poco a poco se han reconocido la necesidad de mejorar la calidad de los aprendizajes multidimensionales. Para lograrlo se han construido marcos de referencia flexibles que consideran la importancia de la vinculación con el ámbito extraescolar, de la creación de ambientes escolares propicios para el desarrollo de los aprendizajes multidimensionales y del aprovechamiento de los conocimientos generados en la investigación en las didácticas específicas para el diseño de las experiencias de aprendizaje en las instituciones educativas.
Otros aspectos importantes cuando se considera la institución educativa como sistema, influyen el desarrollo del talento humano, la gestión del conocimiento, los enfoques pedagógicos y la cultura organizacional. Es decir, los factores que determinan la calidad en las instituciones educativas, están referidas a: recursos materiales, recursos humanos, gestión administrativa y académica de los directivos, y los aspectos pedagógicos
De la misma manera, La innovación se concibe entonces como un elemento fundamental de la calidad; sin duda, es el “resultado de numerosas acciones paralelas y coordinadas, cuya lenta incidencia en el sistema educativo contribuye a mejorar la práctica pedagógica en su contexto real”.
La innovación connota necesariamente una valoración cualitativa dado que generalmente adopta un sentido positivo; la calidad ya no es un concepto que se identifica básicamente con insumos o procesos, sino también con el producto o los resultados. Sin embargo, en la actualidad se utiliza el término de “calidad total”, la cual se fundamenta en la idea de la satisfacción del cliente; en el ámbito educativo se puede considerar en la superación de los principios de las "instituciones educativas eficaces y acreditadas".
La calidad se vincula con la educación por ende con las innovaciones e investigaciones educativas, contribuyendo a favorecer el desarrollo del sistema educativo y la calidad de la educación, por su integridad, coherencia y eficacia. Es decir, una educación tiene calidad en la medida que es completa, coherente y eficaz.
Desde la perspectiva de los economistas, la verdadera calidad reside en la habilidad de la institución para hacer un aporte significativo en el desarrollo personal e intelectual de sus estudiantes. En esta perspectiva, las instituciones de más alta calidad son aquellas que producen un gran impacto en el incremento del conocimiento, personalidad y desarrollo profesional del estudiante.
Mejorar la calidad de la educación debe significar modificar los sistemas de enseñanza, contar con diversos materiales de apoyo al trabajo escolar, modificar la cosmovisión que tiene el docente sobre su profesión (profesionalizar la imagen que el docente tiene de sí mismo, así como las condiciones objetivas donde desempeña su labor) lo que significa modificar en los hechos también sus percepciones económicas.
Además del concepto de calidad, es el mejoramiento que se asocia al concepto de innovación globalizada y tecnológica, generalmente, la utilización de nuevas tecnologías en el aula y que implica nuevos proyectos muchas veces fundamentados en concepciones de enseñar y aprender distintas de las planteadas en los diseños curriculares.
Rimari Wilfredo, señala que la innovación implica una vocación, un compromiso y un conjunto de acciones conscientes, planificadas y con objetivos concretos orientados a lograr el cambio y la mejora de la calidad educativa. Las experiencias de los procesos de innovación educativa en nuestro país han tenido como centro de atención la mejora de la calidad de los aprendizajes de los estudiantes y la mejora de la calidad profesional de los educadores. Los procesos de innovación han estado y están ligados a la aplicación de nuevos conceptos, estrategias, medios y materiales para mejorar los aprendizajes, así como a procesos de capacitación y perfeccionamiento de las habilidades docentes para introducir nuevos procesos pedagógicos orientados a mejorar los aprendizajes. En esos procesos, la creación de climas favorables para el aprendizaje y el desarrollo integral en el aula y la escuela, así como en los entornos familiares y comunitarios han sido de especial dedicación de los docentes innovadores.
Podemos afirmar que hay un encuentro natural y profundo entre innovación y calidad educativa, encuentro que debe seguir produciéndose para bien de nuestro país. Se proponen cuatro pilares del aprendizaje, propuestos por UNESCO, para promover el desarrollo de aprendizajes relevantes para desenvolverse en la sociedad y construir el propio proyecto de vida con calidad. Estos son: Aprender a Ser; Aprender a Conocer; Aprender a Convivir juntos y Aprender a hacer, considerados también como los pilares de la educación.
También hacemos referencia a la Pertinencia, como otra dimensión importante de la calidad de la educación, lo cual significa que ésta ha de ser significativa para personas de distintos estratos sociales y culturas; con diferentes capacidades y motivaciones, sin olvidar la dimensión de género. Y a la equidad, que sea equitativa no sólo en el acceso, sino también en los procesos y en los resultados que se alcanzan.
A pesar de que existen distintos enfoques y aproximaciones al concepto de calidad, la UNESCO, en el último informe de monitoreo de la “Educación para Todos”, establece tres dimensiones para definir una educación de calidad : el respeto de los derechos de las personas; la equidad en el acceso, procesos y resultados; y la pertinencia de la educación. A lo que habría que añadir el componente de relevancia, estas dimensiones están estrechamente relacionadas entre sí y es el conjunto de todas ellas el que define una educación de calidad.
1.2.5. REFORMA, RENOVACIÓN E INNOVACIÓN
Desde una aproximación etimológica, el término reforma significa volver a formar, rehacer, reparar, restaurar, arreglar, corregir. Estas acciones implican una revisión de lo hecho con anterioridad, y sobre todo, significa poner en práctica nuevas propuestas. Reformar, está vinculado a modificar o enmendar algo es el acción y efecto de reformar o reformarse, (volver a formar, rehacer, modificar algo, enmendar o corregir). La reforma suele ser una iniciativa o un proyecto que busca implantar una innovación o lograr una mejora en algún sistema o una estructura. Por otro lado renovación está asociada a la acción y efecto de renovar volver algo a su primer estado, dejarlo como nuevo, restablecer algo que se había interrumpido.
Rivas Navarro (2000) , afirma “Es frecuente la utilización, en el ámbito educativo, de las expresiones "reforma educativa" y "renovación pedagógica". En la construcción de uno y otro término se halla el mismo morfema lexicogenésico”.
Carbonell (2001), citando a Fullan (1992) quién afirma que “La innovación educativa, en determinados contextos, se asocia a la renovación pedagógica. Y también al cambio y a la mejora, aunque no siempre un cambio implica mejora: toda mejora implica cambio.”
Sobre todo, las relaciones entre reforma e innovación se evidencian en que ambos son explícitos en el orden de cosas preexistentes e implican la oportunidad de un cambio. Las reformas son más fáciles de localizar pues de alguna manera introduce transformaciones drásticas que afectan la ordenación de un sistema educativo. Por su parte la innovación no lo es tanto y, de hecho, con más o menos acierto, siempre existen innovaciones en marcha, bien a propuesta de la gestión pedagógica o administrativa, por iniciativa de los docentes.
Al respecto Estebaranz, Araceli (1995) señala la relación entre ambas “Innovación y reforma no son dos tipos de cambio independientes, y puede que determinadas innovaciones (...) exijan una reforma, como determinadas reformas exigen procesos de innovación”
Según Francesc Pedró e Irene Puig (1998) al referirse a la reforma educativa, “equivale a atender un caso particular de política educativa, la que generalmente se expresa en una ley o conjunto de leyes que conllevan una modificación sustancial del sistema educativo.” Además afirma que “es una alteración fundamental de las políticas educativas nacionales que, a su vez, comparten cambios en todas o algunas esferas”; tales como “gobierno y la administración, organización de los niveles educativos, financiación y los currículum, y estas están inmersas en el campo de estudio de la ciencia política al estudio del sector educativo, y por su parte las políticas educativas como unas políticas públicas que se dirigen a resolver cuestiones educativas.”
Por su parte Rivas Navarro (2000) “el significado de reforma educativa se utilizan criterios de terri¬torialidad y decisión política, en el marco del sistema escolar. Mientras que la inno¬vación suele vincularse a una institución escolar singular, el concepto de reforma educativa se asocia al impulso centralizado, nacional, concerniente al sistema edu¬cativo, como un conjunto de innovaciones enlazadas”. Luego señala que, “Cuando la reforma adquiere los caracteres de un cambio vigoroso, de manifesta¬ciones súbitas, con una transformación radical de las estructuras, los roles y los fines educativos, implicando una redistribución del poder y afectando al ámbito de los valo¬res, estaríamos ante lo que puede denominarse una revolución educativa”.
De lo anterior, la diferencia entre reforma e innovación se derivan del hecho de que la reforma conlleva a una transformación global de las estructuras básicas del sistema educativo, mientras que las innovaciones implican cambios parciales o acontecimientos específicos en un contexto determinado. Es decir reforma e innovación, se aprecia en la magnitud del cambio que se quiere emprender o transformar; en el primer caso sus efectos son a la estructura del sistema educativo en su conjunto, y en el segundo caso se focaliza en las instituciones y en las aulas. Por otro lado, las reformas institucionales es parte o están relacionadas a otro tipo de reformas más generales de la política educativa de un sistema. En ese sentido, una reforma educativa debe consolidarse con una serie de políticas que crear las condiciones necesarias para el desarrollo de las experiencias innovadoras en un contexto determinado.
A continuación en el cuadro se contrastan las diferencias que corresponden a la innovación y a la reforma.
Fuente bibliografica:
Innovación Educativa. Guía de Proyectos de Innovación. (2013). 1ra. edición. Cusco-Perú.
Hecho el depósito Legal en la Biblioteca Nacional del Perú N° 2013 – 11752
Diseño y Diagramación: Edgar Kenny Zavaleta Gutiérrez

Para Ver el Libro completo de Innovación Educativa. Guía de Proyectos de Innovación


Atte.
Edgar Zavaleta Portillo